Para su estancia en La Habana le sugerimos hoteles urbanos escogidos que se ponen de relieve por su historia, arquitectura, situación o servicio, en sus respectivas categorías.

Hoteles en La Habana

Los hoteles que le ofrecemos en La Habana están en algunos casos directamente ligados a la historia de esta ciudad y seducen por su encanto y su arquitectura. Algunas de estas casas eran en su época palacetes de la nobleza o casas señoriales de ricas familias de comerciantes. Posteriormente estas casas fueron restauradas y están a la disposición de los viajeros.

    Hotel Raquel en Cuba     Hotel Raquel en Cuba

Hotel Raquel


Situación: En el casco antiguo de la ciudad de La Habana
Servicios: 4 estrellas, 25 habs., 5 júnior suites (5 DBL que se pueden convertir en triples 4 habitaciones con puerta de conexión), restaurante, bar, terraza muy bonita, servicio de habitaciones, servicio de lavandería, tienda de souvenirs, gimnasio, masajes, solarium, babysitting a petición
Habitaciones: Espaciosas, baño/WC, ducha/bañera, secador de pelo, aire acondicionado, Sat-TV, servicio de habitaciones, internet, servicio de fax, teléfono, minibar, caja fuerte de alquiler, electricidad: 110V
Régimen: Desayuno, media pensión
Nota: Las júnior suites están muy bien dispuestas, muy espaciosas e imparten una absoluta exclusividad a su estancia gracias a sus amplias ventanas, puertas de hojas abatibles y su balcón. El gimnasio, con entrenador, es un servicio gratuito para los huéspedes. Una de las terrazas más bellas de La Habana deleita a los señores clientes con acogedores rincones para sentarse y una vista panorámica sobre el casco antiguo de la ciudad. Justo enfrente del hotel se encuentra la primera tienda de productos dietéticos.
>>Fotos  >>Precio >>Reservar
Hotel Raquel en Cuba

Un sueño en estilo Art Nouveau,
cautiva este elegante hotel en medio del casco antiguo de la ciudad, vecino a la Plaza Vieja. El aura romántica del hotel Raquel se refleja en todos los detalles: desde la fachada exterior barroca hasta el hall de entrada, en el cual se elevan columnas de mármol. Este hall invita a pasar el tiempo en sus acogedores rincones y a deleitar la vista con los numerosos detalles de su arquitectura. La gran cúpula en cristal policromado es obra de una artista cubana. Por esta cúpula se filtra la luz al hall y los pasillos del hotel. Desde su idílico jardín hay una estupenda vista sobre la ciudad antigua. Sus habitaciones están cuidadosamente decoradas. Todo ello hace que el hotel Raquel sea un buen ejemplo de renovación de la ciudad en el ámbito turístico. El nombre de "Raquel" está tomado simbólicamente y, del mismo modo, todas las habitaciones, como por ejemplo la júnior suite "David". Todas ellas están decoradas con sus correspondientes obras de arte..
Con el cambio de siglo,
este hotel fue construido en 1905 por el arquitecto venezolano Naranjo Ferrer para una asociación comercial. Tras algunas modificaciones, a partir de 1912 el hotel se convirtió en la oficina y almacén de un gran importador de tejidos. Valiosas telas procedentes de Inglaterra, Francia, España y los EEUU se repartieron por todo el país a través de este comerciante detallista.
Amantes de la arquitectura, diseñadores y huéspedes que valoren el alto confort y servicio, podrán vivir en el hotel Raquel uno de los puntos culminantes de la hotelería en La Habana.